Nuestros hijos adolescentes ya no son niños, pero tampoco son adultos, por ello deberemos seguir siendo su guía, aunque con algunos cambios. Deberemos disminuir el control en algunas áreas e…