Con la llegada del verano, el fin del curso académico y las obligaciones, comienza el reto de intentar que nuestros hijos no pasen todo el día pegados a las pantallas. Tener más tiempo libre parece que se ha convertido en sinónimo de usar más la tecnología.

Móvil, televisión, tablets, videojuegos…

Hay un amplio abanico de posibilidades para ellos, y lo cierto es que, las nuevas tecnologías, aunque tengan numerosas ventajas, pueden convertirse en nuestro enemigo por el alto grado de adicción que pueden conllevar, y más, en esta época del año.

Dado que cada familia tiene sus propias circunstancias, debemos plantear las vacaciones de la forma más sana y divertida posible. Y ¿qué podemos hacer para que los niños no abusen de las pantallas?

  1. Viajes y excursiones: Para poder alejar a los pequeños de la casa de los dispositivos, hay que ofrecerles planes alternativos y que sean atractivos para ellos.
    Una buena idea es hacer planes al aire libre, como pasar el día en algún parque de atracciones, hacer una excursión o visitar un museo de algún tema de su interés.
  2. Deporte: Tiene un sinfín de beneficios, además de favorecer el desarrollo físico y emocional, ayuda a relacionarse de una manera saludable. Dedicar tiempo a realizar deporte en familia y/o con amigos es una buena actividad para alejarse de las pantallas.
  3. Playa y/o piscina: Son unos de los lugares más divertidos para ellos, ya sea con la familia, amigos, nadando o jugando. La actividad les devuelve la atención a la sociabilidad y a la vida real.
  4. Juegos de mesa: Es un plan perfecto para compartir una tarde en familia y salir del mundo digital. Además, es una manera divertida para estrechar lazos y crear una relación más cercana con nuestros hijos. El Trivial Pursuit, Party & Co., Guatafamily y Jenga, son algunos de los más entretenidos que podéis usar para pasar un rato agradable con los más peques de la casa.
  5. Leer: Al principio, puede sonar a algo imposible que nuestros hijos cambien un videojuego por un libro. Puede que se deba a que el único contacto que han tenido con la lectura, ha sido por imposición y/o con los libros escolares. Una buena manera de motivarles para leer, es que ellos mismos descubran la gran variedad de géneros que existen, y que ellos mismos elijan el libro que más les guste (aventuras, misterio, de algún personaje que ellos conozcan, comics, etc.)
  6. Cocinar: Preparar nuevas recetas en familia puede ser una actividad placentera que, además, ayuda a promover valores en los niños. Pueden descubrir cosas nuevas a la vez que divertirse y favorecer la relación con los padres.
  7. Dar ejemplo: Los niños más pequeños aprenden por modelado u observación. Por tanto, harán lo que vean de sus padres, por lo que si los padres están ensimismados con el móvil ¿cómo no van a estarlo los más pequeños?
  8. Horario tecnológico: Como, inevitablemente, no podremos alejar todo el tiempo a los pequeños de las pantallas, es primordial establecer un horario que limite la utilización de dispositivos tecnológicos. Tener un control, donde exista una rutina en el uso de cada aparato.

Estas son algunas de las opciones que podemos poner en práctica durante la época estival.

Ahora es hora de descansar, disfrutar y…¡divertiste!

¡Feliz verano a todos!

Elena Beato Murcia, es psicóloga clínica en Red Cenit

SI NECESITAS ORIENTACIÓN O AYUDA PARA TU CASO PERSONAL, PUEDES CONSULTARNOS VÍA ONLINE (SECRETARIA@REDCENIT.COM); TELEFÓNICA (96 360 16 16 – 609 759 016); O PRESENCIAL (C/ GUARDIA CIVIL, 23 – VALENCIA)
POSIBILIDAD DE CONSULTA A TRAVÉS DE SKYPE (SOLICÍTANOS INFORMACIÓN SOBRE PRECIOS)