El regreso al colegio supone el reinicio de las rutinas escolares y muchos se enfrentaran con nuevos compañeros y nuevos retos. Al igual que para los adultos, para los niños también puede resultar en ocasiones algo costoso.
Hoy os mostramos algunas claves, para ayudarles y hacer más fácil la vuelta al cole.
  • Unos días antes de comenzar el curso, conviene que los horarios se vayan ajustando a los que tendrán cuando empiece el colegio. Sobre todo, hay que regular la hora de irse a la cama, de levantarse y de comer, para que los niños se adapten lo antes posible a la nueva rutina y acusen menos el cambio. Asimismo, se aconseja a los padres que reduzcan el número de horas delante del televisor y vayan, poco a poco, adelantando la hora del despertador.
  • Tanto si ha mantenido la rutina deportiva en verano como si no, durante el curso conviene volverla a retomar. El deporte, como sabemos, tiene muchos beneficios: nos ayuda a estar más activos y de mejor humor. Descubre cual es el deporte más adecuado para tu hijo y ponlo en práctica.
  • Se debe hacer hincapié en lo positivo de volver al colegio: ver a los amigos, jugar con ellos en el recreo, continuar con las actividades escolares que les gustan. Los padres deben transmitirles alegría y aproximar el cambio en positivo, de manera que contagien a los niños este estado emocional.
  • Al igual que nos sucede a los adultos si cambiásemos de compañeros, de jefe, de oficina, los niños se sienten inquietos y ansiosos ante la llegada del nuevo curso y todo lo que ello implica. Para ayudarlos debemos proporcionarles previamente toda la información de que dispongamos acerca de su nueva etapa en el colegio. Los padres no deben hacer en ningún caso juicios de valores negativos.
  • Para que el niño se sienta motivado hacia el nuevo curso es importante hablar con él de los retos que le gustaria conseguir este año: apuntarse a una nueva extraescolar, aprender a hacer una manualidad, terminar antes los deberes… Los padres deben apoyarlo en ese propósito y mostrar toda su confianza en que lo logrará.
  • Se recomienda involucrar al niño en todos los preparativos para la vuelta al colegio: la elección de la ropa que llevará a clase, el material escolar… Además es muy positivo que unos días antes de empezar el curso el niño colabore en la preparación de su dormitorio: despejando la mesa de estudio, colocando los juguetes del verano en su lugar, ordenando su escritorio, etc.

Es una tarea que le servirá para ser consciente de que las clases están a punto de empezar.

Raquel Herrero, psicóloga clínica en Red Cenit