Dificultades del Aprendizaje (DA).

images-2

¿Qué son las dificultades del aprendizaje?

“DA es un término general que se refiere a un grupo heterogéneo de trastornos que se manifiestan  por dificultades significativas en la adquisición y uso de la escucha, habla, lectura, escritura, razonamiento o habilidades matemáticas. Estos trastornos son intrínsecos al individuo, suponiéndose  debidos a la disfunción del sistema nervioso central, y pueden ocurrir a lo largo del ciclo vital. Pueden existir junto con las dificultades de aprendizaje, problemas en las conductas de autorregulación, percepción e interacción social, pero no constituyen por si mismas una dificultad de aprendizaje. Aunque las dificultades de aprendizaje pueden ocurrir concomitantemente con otras condiciones incapacitantes (por ejemplo deficiencia sensorial, retraso mental, trastornos emocionales graves) o con influencias extrínsecas (por ejemplo diferencias culturales, instrucción inapropiada o insuficiente), no son el resultado de estas condiciones o influencias” (NJCLD, Nacional Joint Committee on Learning Disabilities, 1988).

Como explica la definición, en las Dificultades de Aprendizaje  se incluyen las dificultades que en ocasiones los alumnos presentan para el aprendizaje de la lectura, de la escritura y de las matemáticas.

Se trata de problemas que para su remisión, además del proceso de enseñanza habitual, precisan intervención especializada y prolongada.

¿Qué duración o pronóstico tienen las dificultades de aprendizaje?

La duración de las dificultades de aprendizaje es relativa, ya que no tienen en todos los casos idéntica gravedad, ni tampoco se dan siempre en semejantes condiciones educativas, familiares y escolares, de ahí que el pronóstico pueda variar de unos alumnos a otros.

En el caso de ser detectadas a edades tempranas, es decir, cuando se inician los aprendizajes reglados de la lectura, escritura y  matemáticas, y si se realiza una intervención psicoeducativa especializada y adecuada, en un plazo no superior a tres cursos deberían remitir. Sin embargo, si la detección es tardía o no se interviene adecuadamente, las Dificultades de Aprendizaje suelen ir de un modo progresivo haciéndose más difíciles de solucionar y ello tendrá consecuencias sobre el resto de los aprendizajes escolares, siendo el retraso escolar cada vez más acusado y las posibilidades de remisión cada vez menores.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo?

El diagnóstico de las Dificultades Especificas de Aprendizaje difícilmente puede hacerse antes del inicio del aprendizaje de la lectura, escritura y matemáticas. No obstante si que es posible la prevención temprana, por medio de factores de riesgo que manifiestan los alumnos durante la etapa de la Educación Infantil y que actúan como verdaderos indicadores de la aparición futura de los trastornos, si observamos alguno de estos signos debemos comenzar a valorar la posibilidad de identificar DA en el niño:

Retrasos en el desarrollo del lenguaje. Particularmente retrasos en el desarrollo fonológico: deficiencias en la producción-articulación del lenguaje oral; retrasos en el desarrollo de habilidades de conciencia fonológica y deficiencias de vocabulario.

Retrasos en el desarrollo y la adquisición de conceptos básicos. Relacionados con hechos y conocimientos numéricos, concepto de número, retrasos en el aprendizaje de nociones básicas de relación, correspondencia, semejanza, inclusión, pertenencia, conservación o déficit en el razonamiento lógico-matemático.

Retrasos en el procesamiento activo de la información: retrasos en el procesamiento y discriminación perceptiva visual y auditiva, fallos en la percepción y  el análisis visual de formas y letras aisladas, fallos en la percepción y análisis de los sonidos del habla.

Déficit de Memoria de Trabajo y atención sostenida.

Padecimiento fetal perinatal, con posibles secuelas neuropsicológicas.

En nuestro próximo post, os explicaremos cómo saber si vuestro hij@ tiene Dificultades de Aprendizaje y cómo podemos ayudarle desde Red Cenit.