Cada día, en Red Cenit, nos encontramos con padres preocupados por el uso de la tecnología por parte de sus hijos, se preguntan si están demasiado tiempo delante de las pantallas, si es bueno para ellos esta precocidad en el uso de aparatos, etc. Por eso, ofrecemos diversas pautas y consejos para garantizar el uso responsable de estas tecnologías, que minimice el impacto que pueda tener sobre los niños.

Dada la actualidad en la que vivimos, es muy complicado, o prácticamente imposible, poder desarrollar nuestro día a día sin tener relación con la tecnología. Vivimos en la “Era de la informática”,  donde nuestros hijos, cada día empiezan más pronto a manejarse con la tecnología. No es raro ver a niños de dos o tres años presionar los botones y la pantalla de forma intuitiva y con seguridad.  Es indiscutible que la tecnología nos encanta y a los niños también, pero ¿alguna vez nos hemos preguntado cómo afecta esta tecnología al desarrollo de los niños?

Es difícil realmente calcular su impacto en el desarrollo cerebral de los niños, sin embargo, hay estudios que reflejan una relación contundente entre el uso de smarthphones o tablets (tan comunes en el juego actual de los niños) y problemas visuales como miopía, problemas de atención, problemas emocionales, etc. la exposición temprana a estos dispositivos puede afectar al proceso de desarrollo y maduración de diversos núcleos cerebrales.

Regular la exposición a la tecnología.

Aquí debe primar el sentido común, la tecnología tiene como objetivo facilitarnos la vida y ayudarnos en nuestras actividades. Se están introduciendo en los colegios, en las aulas como métodos pedagógicos, en las consultas como métodos más fiables para medir los resultados y la evolución de los pacientes etc.

Sabemos que durante los primeros años de vida los niños aprenden a desarrollar la atención y concentración, fijan la atención en objetos móviles, como un sonajero, después  se fijan en objetos de su interés. A medida que aumenta su edad y madurez cerebral van concentrándose en detalles incluso aquellas que son menos atractivas.

Hay muchos videojuegos que están pensados para entretener pero no tienen en cuenta la concentración del niño, basan su atractivo en movimientos, luces, sonidos, por tanto retroceden a los niveles de desarrollo más básicos, por tanto esto solo refleja una involución de las capacidades atencionales y aumento de los problemas emocionales.

Seria de sentido común desarrollar actividades que fueran acorde con las capacidades cognitivas de cada edad ayudándoles a mejorar sus funciones ejecutivas.

Niños hasta 10 años.

En casa es necesario regular el tiempo de exposición a estas tecnologías, utilizarlas mayoritariamente como una herramienta para la búsqueda de información, para el estudio, etc.

Si se utiliza como un juguete debe ser siempre bajo la supervisión de un adulto, existen aplicaciones útiles para restringir el acceso a diferentes contenidos poco adecuados.

Es normal que utilicemos el teléfono, por ejemplo para mostrar fotos, como si de un álbum se tratara, pero lo lógico es que a estas edades tengan un acceso restringidos a los dispositivos móviles.

Se aconseja dar normas y reglas claras para el uso de estos aparatos, así como pactar horarios determinados para su uso. Durante esas edades es recomendable un uso diario entre 30 y 40 minutos y es necesario pactar el uso y el momento del día que se le permitirá usarlo.

 Un ejemplo útil y sensato para el uso seria pactar con los hijos la utilización de la Tablet de forma controlada para consultas puntuales sobre temas escolares o búsqueda de información durante el periodo que se estén realizando las tareas escolares. Posteriormente se tendrá 30 minutos de uso libre de la Tablet para ver una película antes de cenar.

Cada padre deber acordar con sus hijos las pautas que se van a seguir con el uso de estas tecnologías.

Niños entre 10 y 16 años.

A partir de esta edad, las exigencias a nivel académico van incrementando, por tanto un  mayor números de horas de uso de nuevas tecnologías está directamente relacionado con altos índices de fracaso escolar.

Parece sensato pensar el uso limitado de las videoconsolas y dispositivos móviles durante el horario escolar, y dejarlo para el tiempo de ocio durante el fin de semana si, no hay otras actividades prioritarias.

Es recomendable fomentar el uso de estas tecnologías como una manera de acercarse a intereses diversos como pueden ser el deporte, concursos, lectura etc. Y asegurarse que utilizar este tipo de herramientas como una forma de ocio, siempre y cuando hayan cumplido con sus obligaciones con las tareas escolares.

Niños a partir de 16 años.

Es bien conocido, que esta edad es una etapa difícil en los niños, están en plena adolescencia y controlar el uso de estas tecnologías no es tarea fácil. Quizás el intento de restringirles el acceso a diversas páginas puede ser contraproducente llevándonos a sufrir consecuencias desastrosas.

Por esta razón, en esta etapa más que nunca, es muy necesario que nuestros hijos tengan normas claras sobre el uso de estos aparatos y  transmitir a nuestros hijos la importancia del uso de estas tecnologías desde la moderación, el respeto y autocontrol.

Los padres deben velar porque los contenidos que vean y compartan sus hijos no están poniendo en peligro su integridad emocional ni sus valores. Deben velar porque, cuando el niño está en su tiempo de estudio realmente este centrado en eso y, no chateando en redes sociales o navegando en la red.

Sabemos que es una ardua tarea, por eso hacemos especial hincapié en establecer normas claras desde que los  niños son pequeños y empiezan a relacionarse con las nuevas tecnologías, ayudando al niño desde bien pequeño a disfrutar de otras actividades y no centrar su tiempo de ocio solo a estar con la “cabeza pegada” delante de una pantalla. Además sabemos que el aprendizaje infantil ocurre en mayor medida por imitación, así que, el ejemplo que demos nosotros sobre el uso de la tecnología a los más pequeños, tendrá una influencia vital para su desarrollo.

 

Olivia Caloca, psicóloga y terapeuta en Red Cenit