Hace unos meses llegó a Red Cenit un gran regalo del que hoy queremos hablar. Antes de nada os vamos a presentar a su autora, Ivonne D. Hernández, una gran escritora mexicana, pero ante todo una madre ejemplar que lucha de manera incondicional ante el diagnóstico de autismo de su hijo Eric,  (a la edad de tres años), el cual ahora es un adolescente de 19 años.
Cuando recibió el diagnóstico decidió no darse por vencida. Le dio la oportunidad de ser mejor persona, de aprender y practicar la paciencia y de desarrollar un amor incondicional.  Todo esto le inspiró el crear un libro para enseñar acerca de la vida, los sueños y las esperanzas de las personas con autismo. Es una lectura de sensibilización y educación para los niños y adultos sobre el funcionamiento de las personas con autismo.

El libro es un regalo para el sentido de la vista al poder contemplar las fantásticas ilustraciones. Mientras se lee, se ensancha el alma, y te transporta al mundo de las peculiaridades, debilidades y fortalezas de las personas con autismo. Es sorprendente como se reflejan en los animales dibujados en el libro, diferentes cualidades que hacen al ser humano único y distinto a los demás. Es un libro lleno de vida, una gran lectura de concienciación y sensibilización para la sociedad.

La autora se refiere a la distinción entre dos mundos que conviven unidos: el mundo de las discapacidades  y el mundo típico. Como muchas de las personas que convivimos con el autismo día a día de forma profesional, nos vemos reflejados en muchos de los animales que se describen en el libro, como por ejemplo, la jirafa, porque para estar con ellos debemos de mirar más allá y ser flexible y sensible frente a lo que vemos para poder atender cada una de las necesidades de las personas con autismo. La paciencia de la tortuga; la intuición del gato; la esperanza y el cariño de la vaca; la curiosidad del rinoceronte; los sueños del pingüino; etc.

Ivonne reflejas con mucho más que palabras todo lo que son las personas con autismo, cada uno con características individuales, con sus debilidades y fortalezas, pero además, nos enseña lo importante que son las cualidades de las personas que nos rodeamos de ellos y de sus familias; cualidades que debemos tener para poder ver desde el corazón lo que en ocasiones nuestros ojos no pueden.

En las intervenciones con personas con autismo que realizamos en Red Cenit, trabajamos desde el arte y muchos de nuestros “niños” pueden expresarse desde  la música, coloreando dibujos, armando manualidades o creando sus propias obras de arte, las cuáles por si solas lo dicen todo. Fomentamos la creatividad y la expresión artística como una de las formas de comunicación, dónde cada día nuestros niños nos sorprenden y aprendemos algo nuevo de ellos.

Esta es la clave: aprender juntos. Un trabajo en equipo; la unión de la comunidad es lo que hace que exista una evolución y se fomente un cambio. La comunidad que formamos con nuestras familias y sus entornos, es la clave del éxito de cada uno de los pasitos que dan nuestros pequeños héroes.

Gracias Ivonne. Mil gracias por este regalo que deseo que llegue a muchos lectores y toque cada corazón de cada persona que lo tenga en sus manos. Nuestro equipo lo ha disfrutado al máximo y se ha visto reflejado en él. Como tú bien dices, “el arte inspira creatividad y amor para todos“.

Unidos por el arte, unidos por los colores, unidos por y para el AUTISMO.

Mucha suerte Ivonne.  (El libro pueden adquirirse AQUÍ)

“El mundo educativo del autismo y sus posibilidades de aprendizaje es infinito, sólo que, se necesitan las herramientas adecuadas

Vanessa Civera, pedagoga y terapeuta en RED CENIT