Aprender y crecer jugando. La evolución del juego infantil I.

260414-aprender-a-jugar-con-los-peques

Desde la Psicología Evolutiva observamos que el niño juega de manera diferente a medida que crece, es decir, que el juego va evolucionando a través del desarrollo infantil.Por tanto, el tipo de juego que utiliza el niño se correlaciona con el estadio evolutivo por el que pasa o con el desarrollo neurológico en el que se encuentra.

A continuación exponemos una tabla referencial, aunque, esta semana expondremos en 2 artículos sobre el Juego Funcional, correspondiente a los 2 primeros años de vida. Los otros tipos de juego se abordarán más adelante.

Tipo de Juego Evolutivo-Estadios-Edad:

Funcional o de Ejercicio – Estadio sensoriomotor – De 0 a 2 años.

Simbólico – Estadio preoperacional – De 2 a 6 años.

De reglas – Estadio operaciones concretas – De 6 a 12 años.

De reglas formales – Estadio operaciones formales – De 12 a 18 años.

¿Qué es el juego funcional o de Ejercicio? (0 A 2 años)

Reciben este nombre todos los juegos que ayudan al niño, durante la primera etapa de desarrollo, a relacionar su cuerpo con las funciones del mismo. La actividad se centra en el conocimiento de su cuerpo, del entorno y su funcionamiento, con el fin de crear una correlación entre los elementos que le rodean y su propio cuerpo. Las primeras manifestaciones  que se observan son juegos sensorio motores centrados en el movimiento y conllevan manipular y explorar sensorialmente las cualidades de los objetos repitiendo con placer actividades adquiridas con un fin adaptativo, sin entrañar ningún simbolismo ni técnica lúdica.

 ¿Cómo juega, con qué juega el niño hasta los 2 años?

  • Desde el nacimiento a los 4 primeros meses: el bebé presenta movimientos o reflejos  involuntarios y automáticos que aparecen ante cualquier estímulo, pero a medida que avanza la maduración del sistema nervioso, algunos de estos reflejos desaparecen mientras que otros se convierten en acciones voluntarias, de este modo el bebé comienza a girar la cabeza ante respuestas  tanto sonoras como visuales. Le llaman la atención  los colores vivos y contrastados, empieza a ver los objetos a una distancia de 25 a 30 cm. aproximadamente. Le atraen los objetos luminosos que se mueven y suenan. La observación y la escucha ocupan gran parte de su tiempo. Las voces, los rostros y las miradas de las personas que le rodean,  le atraen. El  juego está ligado principalmente a la satisfacción de sus necesidades básicas, dándose un tipo de conducta llamada “reacción circular primaria” donde el bebé juega con su propio cuerpo repitiendo  una y otra vez la misma acción con el fin de conseguir el mismo efecto placentero (movimientos de cabeza y manos, sonrisas, juegos vocálicos)

Juega con: su propio cuerpo localizando sonidos, mirando los objetos más próximos a la cuna  e intentando cogerlos pero sin conseguirlo. Se dan los juegos de ejercicio con su propio cuerpo. Los juguetes más interesantes en esta edad son los móviles musicales y con luces, sonajeros, maracas, pelotas cascabel, cintas de colores, campanillas suspendidas de la cuna ante la vista del niño, proyectores de techo, objetos atractivos y de colores que contrastan, los brazos de la madre y el padre.

  • De los 4 a los 8 meses: en esta edad se pone en marcha el tipo de conducta llamada “reacción circular secundaria” donde el bebé casualmente descubre conductas que le motivan y hacen que  centre su interés mayormente hacia  el entorno físico. Al poder fijan la mirada, se interesa por los  objetos, sonríe y dirige las manos hacia estos, consiguiendo tocarlos. Hacia los 4 meses de edad,  comienza a agarrar objetos, mueve, tira.  La mayor parte de su  juego consiste en llevarse a la boca todos los objetos que alcanza,  “los saborea” e  utiliza los cinco sentidos para comprender el nuevo e interesante mundo que le rodea. El  tipo de juego es manipulativo donde el  bebé explora los juguetes u objetos , lo acerca, lo aleja, lo deja caer… repitiendo estas acciones una y otra vez, incluso toca la mano del adulto para que active de nuevo un juguete que se ha parado. Al final de este periodo se percibe el inicio de juegos de interacción social ya que el bebé emite una conducta de movimientos para pedir  que el adulto prolongue o repita una  acción motivante para él, e incluso se perciben atisbos de imitar fortuitamente algún movimiento simple de manos escuchando a un adulto  cantar y escenificar  una  canción.                                                                                                               

 Juega con: su cuerpo, las personas, y los objetos. Los juguetes para esta edad son los anillos de dentición, llaves de colores,  espejos, sonajeros, muñecos de goma o felpa, peluches, libros de tela, los cuentos con ilustraciones, móviles  y objetos que se muevan y suenen. Le gustan las canciones de cuna, los juegos de faldas para empezar a imitar con sus manos, y con sus sonidos consonánticos y balbuceos, etc.

  • De los 8 a los 12 meses: Los movimientos ya son más voluntarios ya es capaz de  pasarse los objetos de una mano a otra. Alrededor de los 9 meses, comienza a desarrollar la prensión de la pinza que le capacita  para coger objetos más pequeños y  ya puede agarrar varios objetos a la vez. A nivel motor es capaz de a girar sobre sí mismo, reptar, gatear y caminar, en ese orden. Hay un predominio de la actividad explorativa  a modo de juego, ¿Qué pasa si lo dejo caer? ¿el objeto es blando o duro? En esta etapa lo más característico es la aparición o utilización del objeto dentro del juego, así como, el predominio de una actividad exploradora, hace chocar los objetos o los golpea contra el suelo y le gusta lanzarlos  cuanto más lejos mejor. Busca los objetos que pierde de vista o utiliza un objeto como contenedor de otro. A la vez comienza a tener conciencia de su yo y del otro, se da cuenta que es él quien realiza la acción y se hace consciente de su protagonismo. Puede atender al llamarle por su nombre y empieza a responder a la pregunta de donde está papá o mamá, también entiende órdenes sencillas de acciones cotidianas y es capaz de ofrecer un juguete al adulto para que lo ponga en marcha.

Juega con:  personas y objetos como: mantas de juegos multisensoriales, andadores, objetos grandes que manipulan con más facilidad, pelotas, objetos impermeables para jugar en el agua, libros de tela, peluches, objetos cotidianos, cesto de los tesoros, primeros encajables de colores vivos, instrumentos musicales, canciones y juegos de manos.

  • De los 12 a los 24 meses: Al ser el desplazamiento más  libre, exploran espacios más lejanos por ello, el juego empieza a ser mucho más amplio basado principalmente en la  exploración, observación y manipulación. Les gusta mucho estrujar, golpear, lanzar etc. Y necesitan repetir una y otra vez lo mismo para ir comprendiendo la manera en la que las cosas se relacionan unas con otras dentro del entorno.  Aprenden qué  sabor, olor y sonido tienen, o cómo se sienten al tacto, y tras ver una demostración están listos para entender cómo coger el objeto y hacerlo funcionar.

En nuestro próximo post continuaremos explicando el juego funcional: las competencias que se adquieren a través del mismo, y las áreas cerebrales que se estimulan…entre otras cosas que os servirán de ayuda para jugar con vuestros hijos en esta etapa.

Pilar Espinosa psicóloga y terapeuta en Red Cenit.